Arabia Saudita, primer exportador mundial de crudo, anunció el domingo el lanzamiento de una ciudad ecológica con 'cero coches, cero carreteras, cero emisiones de CO2' en NEOM, una zona del noroeste del reino actualmente en desarrollo.

 Región futurista y turística, NEOM figura en la lista de los numerosos actuales megaproyectos destinados a diversificar la economía saudita que depende muy ampliamente de la exportación del oro negro. 'Como presidente del consejo de administración de NEOM, les presento 'The Line', una ciudad que puede acoger a un millón de habitantes, de 170 kilómetros de longitud y que conservará el 95% de los espacios naturales', anunció el príncipe heredero Mohammed bin Salman en una declaración retransmitida por televisión.

 'No habrá coches, ni carreteras y cero emisiones de carbono', añadió el dirigente de facto de la primera economía del mundo árabe, que habitualmente figura entre los países más contaminantes del planeta. Debemos transformar las ciudades en ciudades del futuro', declaró, hablando de una 'revolución civilizacional'.

 La ciudad peatonal dispondrá de servicios como escuelas, centros de salud y espacios verdes, así como de transporte público de gran velocidad, con trayectos que no deberán superar los 20 minutos, según un comunicado de NEOM. Asimismo, la inteligencia artificial desempeñará un papel central en la ciudad, que estará alimentada por equipos con bajo impacto de carbono, alimentados por una energía 100% renovable.

 La construcción de 'The Line' comenzará en el primer trimestre de 2021 y será financiada por el Fondo saudita de Inversión Pública (PIF, por sus siglas en inglés), principal instrumento de la política de diversificación de la economía del país.